Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Paletilla de cordero lechal

33,63

Envío sólo Comunidad de Madrid

Origen: Comunidad de Madrid.

Pieza entera de 500 gr aprox.

La paletilla de cordero lechal es una pieza algo más pequeña que la pierna. Hay varios tipos de cordero y uno de ellos es el cordero lechal que es aquel que se ha alimentado solo de leche materna durante solo 45 días. Al alimentarse solo de leche hace que la carne sea mucho más tierna y más suave. La grasa de este tipo de cordero se puede separar fácilmente antes de ser cocinado, cosa que cuando son mayores es mucho más difícil.

Propiedades y beneficios:

El cordero lechal es una carne rica en proteínas y grandes cantidades de aminoácidos esenciales. Su contenido en hierro nos ayuda a prevenir la anemia y el potasio regula el funcionamiento del sistema nervioso. Gracias a la vitamina B que contiene nos protege de enfermedades cardiovasculares. Tienen un aporte energético muy elevado.

Valor nutricional por cada 100 gramos:

Calorías: 225 kcal
Proteínas: 18 gr
Grasas: 17 gr
Hidratos de carbono: 0 gr
Hierro: 1,9 mg
Zinc: 2,1 mg
Colesterol: 78 mg
Fósforo: 170 mg
Potasio: 230 mg

Conservación y trucos:

Puedes tamizarlo con unas gotas de limón o incluso con la ralladura. Otra forma de conservarlo si no lo vas a consumir inmediatamente es sumergirlo en aceite de girasol y taparlo bien. Un truco para que el cordero quede bien es lavarlo antes de asarlo con agua templada para quitar las asperezas de la piel. Puedes sumergirlo en agua, dejarlo reposar y posteriormente secarlo bien. Cuando vayas a asarlo lo ideal es poner agua en la bandeja superior, pero nunca debe de estar en contacto con la paletilla. El agua es solo para dar humedad.

Receta y usos en la cocina:

Sin duda la mejor opción para comer cordero es asándolo; es muy importante controlar bien los tiempos de asado y dar la vuelta a la pieza para que se tueste por los dos lados, cada 15 minutos se debería ir cambiando de lado. El tiempo de horno dependerá del tamaño de la paletilla. Y muy importante es que el asado sea de una forma lenta no más de 160 grados. Un truco para saber si el cordero ya está casi es cuando la carne del hueso superior empieza a contraerse. Es ahora cuando hay que poner la función de gratinar y subir la temperatura.

SUSCRÍBETE A LA newsletter de la huerta

y recibirás ofertas EXCLUSIVAS