Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Chirimoya (kg)

12,00

Origen: Granada.

Es la fruta del árbol chirimoyo, y también se le conoce como Cherimoya. Es un fruto múltiple, formado a partir de frutos separados a partir de varias flores que han sido fecundadas por separado, igual que la piña y la frambuesa. Su temporada va de octubre a febrero. Fruta tropical, pero con una larga tradición en nuestro País. Y las más consumidas en España son la variedad Bonita, Pacica, Campas y Fino Jete. Son de piel verde y carne blanca con pepitas negras. Su sabor se asemeja al de una pera.

Propiedades y beneficios:

La chirimoya tiene infinidad de propiedades y beneficios; entre las vitaminas destacan la A y C y entre los minerales: Potasio, Magnesio, Fósforo, Calcio, Hierro. Contienen un 80% de agua y su alto contenido en potasio, hace que sea bueno para nuestro corazón, es un protector natural para combatir las infecciones gracias a su fibra y su contenido en Vitamina C. Regula el tránsito intestinal y nuestra flora bacteriana. Controla los niveles de azúcar en sangre. Es una fruta perfecta para nuestra pil, vista, dientes y huesos. Es un remedio natural para la eliminación de líquidos. Es una fruta ideal para los deportistas gracias a los carbohidratos y el potasio.

Valor nutricional por cada 100gr:

75 kcal.
1,3 g de proteína
21,6 g de azúcares
0,4 g de grasas Hidratos de carbono 14,7g Potasio 287g

Conservación y trucos:

La chirimoya se debe conservar a temperatura ambiente no dejándola demasiados días para evitar que se estropeen. Como fruto climatérico, la chirimoya continúa madurando durante unos días después de ser recolectada, como sucede con otras tropicales como el mango o el aguacate. Lo ideal es almacenar la chirimoya fuera de la nevera, en un lugar fresco, lejos del calor y la luz directa del sol, y separada de frutas que emitan etileno, Aunque si queremos acelerar su maduración puedes ponerlas juntas. Cuando se madura, guárdala en la zona menos fría de la nevera uno o dos días.

Receta y usos en la cocina:

Aunque la mejor forma de comer esta deliciosa fruta, es partiéndola a la mitad y a cucharadas, existen algunas recetas con la chirimoya. Sobre todo, de repostería. Puedes hacer unas deliciosas tartas como por ejemplo de queso y chirimoya o de chocolate y chirimoya, panacota de chirimoya, flan de chirimoya o también incorporarla a cualquier batido. También puedes hace run delicioso puré con chirimoya y aguacate. Para ello deberás quitar la pulpa de la chirimoya. Pon la en la batidora con un aguacate maduro. Batir los dos ingredientes y añadir una pizca de sal.

SUSCRÍBETE A LA newsletter de la huerta

y recibirás ofertas EXCLUSIVAS