Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Bogavante cocido
(2 piezas 400-550gr)

57,80

Envío sólo Comunidad de Madrid

Origen: Atlántico Noroeste.

Piezas de bogavante de talla extragrande cocidas con agua sal y laurel.

Los bogavantes también son llamados lubrigantes. Son un crustáceo marino, posee 5 patas, 4 de las cuales están en el torax. Vive en las rocas agrietadas o cuevas que están entre los 2 y 5 metros de profundidad. Se suele alimentar de sepias,calamares y moluscos pequeños. Su cuerpo es alargado y en el abdomen tiene siete anillas y su cola tiene forma de abanico. Su carne es blanca y carnosa. Su color es azul oscuro con manchas amarillentas. La hembra de bogavante está más valorada, por su mayor cantidad de carne y la presencia de huevas.

Propiedades y beneficios

Ayuda a combatir la anemia gracias a su contenido en hierro, buenos para nuestra salud ocular gracias a su alto contenido en vitamina A. Nos ayuda con el crecimiento de los huesos y diente, piel pelo y uñas gracias a su contenido en yodo. También regula nuestro colesterol. Nos ayuda a procesar los carbohidratos y es muy beneficioso para el sistema inmunitario.

Valor nutricional por cada 100gr

Calorías: 12 kcal
Proteínas: 18,3 gr
Grasas: 2 gr
Hidratos de carbono: 0 gr
Colesterol: 132,3 mg
Calcio: 60 mg
Zinc: 2,3 mg
Potasio: 220 mg
También contiene vitaminas A, B y E.

Conservación y trucos

El bogavante siempre ha de cocinarse vivo, por lo que para mantenerlo por mas tiempo vivo, tápalo con un paño húmedo y cámbialo 1 vez al día y aguantará entre 3 y 4 días si es fresco. Si ya lo has cocido, aguanta en la nevera 2 días.

Receta y usos en la cocina

El bogavante puedes cocinarlo de múltiples maneras, con arroz, con garbanzos, en ensalada, en gazpacho, con pasta pero también udes usarlo para hacer salsas y acompañar las comidas. Si ya está congelado, puedes hacerlo a la plancha; haz primero un majado con dos cucharadas de aceite, dos ajos y perejil fresco. A continuación parte el bogavante por la mitad, empieza por la parte superior hacia la cola. En una plancha o sartén pon un poco de aceite y cuando esté caliente coloca el bogavante por la parte de la carne. Una vez dorada esa parte, dale la vuelta y añade un poco del majado con sal y unas gotas de limón. Para finalizar, tapa el bogavante con papel albal para que se termine de cocinar con su propio vapor.

SUSCRÍBETE A LA newsletter de la huerta

y recibirás ofertas EXCLUSIVAS